La biblioteca de Umberto Eco

  • Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minuto(s) de lectura
La biblioteca de Umberto Eco

Umberto Eco, el legendario escritor y semiólogo italiano fallecido un día como hoy de 2016, tenía una colección de alrededor de 55.000 libros. Más de la mitad, cerca de 35.000, estaban en su bibilioteca de Milán a la que llamaba “Bibliotheca semiológica, curiosa, lunática, mágica et neumática”.

Eco, quien escribió su primer novela a los 48 años (breve recordatorio de que nunca es tarde para hacer nada), tenía entre sus miles de ejemplares una colección de libros sin leer a los que denominaba la “antibiblioteca”: para él, era tan importante tener libros leídos como libros no leídos, que le recordaran constantemente todo lo que aún no sabía.

Para Eco, las bibliotecas personales debían ser fuentes de referencia, de investigación, objetivos aspiracionales de conocimiento futuro.

También lo piensa así el escritor español Pérez-Reverte: las bibliotecas personales , además de archivo y memoria de lo ya leído, son compañía y proyectos de vida. “Nada estimula más que estar rodeado de libros por leer“, bien dice en un tweet.

Consideremos entonces tesoros por descubrir todos aquellos libros que aún no leímos y nos esperan, en estantes y rincones, a que los elijamos. Para complementar el tema de la bibliofila de Umberto Eco comparto tres artículos, una entrevista y una frase final:

El temblor que corre por nuestra columna vertebral ante el solo pensamiento de que los libros pudieran desaparecer algún día: esto –y no otra cosa– es lo que nos impulsa a escribir sobre ellos, a obsesionarnos con ellos, a coleccionarlos. Ellos estaban aquí mucho antes que usted o yo; ojalá vivan más que todos nosotros.

Umberto Eco y L’Espresso, 2013.

Tu comentario